Murcia

  Callejero de Murcia  Facebook  Twitter

Infante Juan Manuel

Visor de contenido web Visor de contenido web

Recorrido histórico

Este barrio que se encuentra en la misma margen que el barrio de El Carmen, es uno de los más jóvenes de la ciudad. Y aunque reúne escasa historia entre sus amplias calles, se ha ganado una parte importante del corazón de los murcianos.

Molino del Marqués, hoy desaparecido

Hasta los años setenta del siglo XX quien se asomaba desde la orilla opuesta del Infante Juan Manuel sólo veía dos o tres construcciones y una amplia huerta más o menos parcelada, que, en conjunto, bordeaban el camino de Beniaján. Desde esos años a acá, el crecimiento de la ciudad, ya contemplado en los planes urbanísticos de los años veinte y treinta, ha ido ganando terreno a la huerta.

El desarrollo del sistema de irrigación de la huerta de Murcia por los árabes desde el siglo IX es un hecho que ha sido constatado por los historiadores, demostrando éstos que el trazado de las dos acequias principales de esa huerta supuso el paso previo para el crecimiento de la red de acequias secundarias, los repartos de tierra y la puesta en marcha de los consejos de regantes. Así pues, partimos que durante los siglos IX y X fueron trazadas las dos acequias mayores: la Alfujía (también llamada Benetucer) y la Alquibla (también conocida como la de Barreras y Alfande), dándose la circunstancia de que aquella última acequia recorre nuestro barrio lo que demuestra que todos aquellos huertos que estaban en sus inmediaciones fueron de los primeros en ser roturados por los árabes en la Edad Media.

Vista del barrio en los años 60

No se conoce a través de ninguna fuente escrita circunstancia alguna sobre el espacio que hoy ocupa el barrio Infante Juan Manuel, al contrario de lo que ocurre con sus vecinas Barriomar y El Carmen. Ni siquiera se sabe si sus huertos sufrieron alguna modificación en su régimen de propiedad, regadío, cultivos, etc. Sólo figura este lugar a partir de los siglos XVII y XVIII cuando comienzan a aparecer en las fuentes históricas referencias a una enorme extensión que pertenecía en su totalidad a la familia del Conde del Valle de San Juan en calidad de mayorazgo. Así mismo se sabe que en las inmediaciones del molino del marqués, justo donde se hallaba el sifón que trasladaba las aguas de la acequia de la Condomina al otro lado del río, se encontraba la casa del marqués.

Proyecto de ensanche de Murcia en los años 40

Hasta entrado el siglo XX parece ser que el régimen de propiedad fue el mismo hasta que lentamente empezó a ser desgajado y vendido a particulares como expropiado por las autoridades locales. De hecho conforme avanzó el siglo el camino de Beniaján, merced al auge exportador de sus habitantes y vecinos, fue animándose. Así, hasta los años setenta existió una garita de las autoridades para el control de las mercancías que se introducían en la ciudad: era el fielato. Finalmente, con la aplicación de los planes de expansión urbana de Cesar Cort (1929) y Gaspar Blein (1947) el espacio comenzó a ser urbanizado hasta la actualidad que prácticamente se ha completado con el trazado y construcción de Ronda Sur o avenida Lope de Vega.

Infante, hoy

El barrio recibió el nombre Infante Juan Manuel en reconocimiento al literato medieval, sobrino del rey Alfonso X, autor de numerosas obras como "El Libro de la Caça" o "El Conde Lucanor". En la actualidad recoge los cuarteles de los bomberos, policía local, así como un importante hospital, y varios centros educativos, deportivos y culturales.