Ver el Tiempo en Murcia

  • Inicio
  • Informació	n
  • Mapa Web
  • contacto
  • Accesibilidad Blanco/Negro
  • Accesibilidad Negro/Blanco
  • Texto Mayor
  • Sin CSS

domingo , 20 de octubre de 2019

Inicio > Zonas verdes y arbolado urbano> Zonas Verdes del municipio

Jardín de la Alameda.

 

RECORRIDO PROPUESTO

El Jardín de La Alameda es un espacio en el que se han representado los diferentes elementos paisajísticos que componen el escenario de la huerta de Murcia y el río Segura, basándose en tres elementos clave: el agua, la agricultura, y la ribera.  Las diferentes relaciones pasadas y presentes entre estos elementos se ven reflejadas en cada zona del jardín, a fin de comunicar al visitante la historia y la razón de ser de estos lugares y las interacciones entre el ser humano y la naturaleza. Cada uno de estas zonas representativas está señalizada con un código QR  que te proporcionará más información al respecto.

El eje principal del jardín, una alameda, comunica el límite más urbano y humanizado del mismo (el Malecón) y su extremo más naturalizado (el río), estableciendo una transición progresiva entre estos dos paisajes.

La creación de este jardín se ha realizado dentro de las actuaciones Murcia Río.

El coste de ejecución de este jardín ha sido de 629.006,73 euros.

Más información en:

http://huertademurcia.murcia.es/huertamurcia/murcia-rio/

 

EL AGUA

Primer elemento clave del jardín, al estar atravesado por la acequia de La Arboleja. Esta acequia forma parte del complejo sistema de regadío de la Huerta de Murcia, basado en una red ramificada de canalizaciones de agua que parte del río Segura en la Contraparada, abasteciendo agua a todos los terrenos del valle y devolviendo las sobrantes de nuevo al río, aguas abajo. A lo largo del jardín veremos cómo el agua está presente en la reutilización y la gestión eficiente de la misma, en el jardín de agua interactivo  que representa el regadío de la huerta, y en los juegos infantiles.

Más información en:

http://servicios.laverdad.es/murcia_agua/cap6.htm

LA AGRICULTURA

La Huerta de Murcia es un complejo sistema agrícola que durante siglos ha generado un paisaje único. A lo largo del jardín podrás observar muchos de estos escenarios tradicionales: los frutales, los cítricos, los huertos de flores, los palmerales...

Más información en:

http://huertademurcia.murcia.es/huertamurcia/

LA RIBERA

Estos terrenos se encuentran estrechamente relacionados con el río. Al norte del jardín, se encuentra el Malecón, dique de protección frente a las frecuentes y devastadoras avenidas del río Segura que durante siglos asolaron la zona, inundando los terrenos sobre los que se encuentra el jardín. A fin de evitar los efectos destructores de las crecidas del río, en los años 90 se realizó el encauzamiento del río Segura, que da lugar al río como lo conocemos actualmente. Este encauzamiento incluyó la elevación de las motas del río (taludes en los laterales del río que protegen los terrenos adyacentes frente a los desbordamientos), motivo por el que los terrenos del jardín se encuentran a un nivel inferior con respecto al acceso desde la mota del río.

En las zonas del jardín más próximas al río encontrarás especies propias de los ecosistemas de ribera autóctonos, que son espacios de gran biodiversidad y riqueza natural y paisajística.

Más información en:

http://www.regmurcia.com/servlet/s.Sl?sit=c,365,m,1454&r=ReP-2253-DETALLE_REPORTAJESABUELO

 

PUNTOS DE INTERÉS

1. CUARTELES FLORALES

Esta zona del jardín pretende representar las explotaciones de planta ornamental para flor cortada que tradicionalmente se distribuían a los alrededores  del Malecón a partir del siglo XIX y hasta mitad del XX, cuando empezaron a desaparecer, tradicionalmente denominados “huertos”.

El valor estético de estas plantaciones y la posibilidad de contemplarlas desde el punto de vista elevado que ofrece el Malecón,  configuraba  un paisaje muy especial en esta zona de la huerta de Murcia. Representativo de esta tipología es el huerto jardín López-Ferrer, junto al Museo de la Ciudad, con la misma disposición en cuarteles que observamos en este punto.

En estos cuarteles podemos observar variedad de texturas, colores y olores, en más de 30 especies diferentes. El amarillo de la santolina y la margarita de mar, los grises de la cineraria, el aroma del tomillo, los tonos rosados de la gaura y la clavelina de mar, los violáceos de la lavanda, el lirio y el hisopo, el azul de los agapantos, el rojo de la ruselia, la salvia y el pico de paloma...

2. TALUD

El talud hacia la autovía se ha plantado con especies autóctonas representativas de la Región, con más de 25 especies diferentes, utilizando aquellas de más altura en la parte superior para camuflar las barreras sónicas. Destaca aquí el ciprés de Cartagena o sabina mora, el aladierno, el lentisco, el enebro,  la coscoja, la retama...En transición hacia abajo se realiza una combinación de texturas, colores y tamaños con plantas que no crecen más de 50 -60 centímetros, combinadas con tapizantes. Observamos aquí la ballota, las jaras, el hinojo marino, la genista, la lavanda, el esparto y el albardín, los hisopos, los tomillos...Al pie del talud podemos observar la alineación de numerosos ejemplares de árbol del amor, un árbol caduco que ofrece sombra en verano y permite disfrutar del sol en invierno, y además presenta una floración espectacular en abril, ya que produce flores antes de que broten sus hojas, por lo que ofrece un paisaje frondoso de flores de tonalidades rosáceas. Ha sido un árbol utilizado tradicionalmente en la jardinería en Murcia por su valor ornamental, haciendo especial referencia a la finca El Carrascalejo en Bullas, donde podemos observarlos en todo su esplendor.

3. ACEQUIA

A través del jardín discurre  la “cola” (tramo final) de la acequia de La Arboleja, que deriva de la Aljufía. Acabó denominándose acequia de la Cárcel y suministraba agua a la fachada sur de la ciudad. Actualmente se trata de un tramo final que devuelve las aguas sobrantes al río Segura, y son aprovechadas en el jardín para aportar agua en las zonas de plantaciones. A lo largo de su trayecto se puede observar fácilmente el recorrido que realizan las aguas por el jardín, derivándose de la canalización principal a partir de tablachos a las canaletas transversales que dirigen el agua hacia las parcelas de plantación.

4. CÍTRICOS

Los cítricos se convirtieron en el cultivo más representativos de la huerta de Murcia a partir de los años 50 y 60, especialmente el limonero. Pero además de este árbol tan representativo y conocido por todos los murcianos, existían también otros cítricos como  variedades de naranja muy especiales como la sanguina y la grano de oro; y otros menos comunes como los cidros, las bergamotas, las zimboas, los datilillos (kumquat)...

5. FRUTALES

En este punto podemos observar algunos de los árboles frutales representativos cultivados en la huerta de Murcia. Algunas variedades antiguas fueron muy destacadas en la zona, como los famosos melocotones calabaceros, marujas y jeromos de la zona de Rincón de Seca. Otros frutales poco conocidos actualmente pero muy típicos tradicionalmente en la huerta son los nispoleros y los jinjoleros.

6. CICLO DEL AGUA

En el jardín se han contemplado técnicas para la gestión eficiente del agua, contemplando la reutilización del agua de las bajantes de la autovía, que desagüan en la acequia y de ahí son derivadas a las canaletas para el riego de las zonas de plantación. El agua de escorrentía que discurre por las zonas pavimentadas cuando llueve también se ha dirigido hacia las plantaciones, por medio de las canaletas; y la de los juegos infantiles se recoge en pozos de descarga.  A su vez se aprovechan las aguas sobrantes de la acequia. Por otro lado, se ha tenido en cuenta la reducción del consumo de agua del jardín, utilizando sistemas de riego por goteo y manejos muy tecnificados por control remoto e información obtenida a partir de sensores de humedad en el suelo. Se pretende así conseguir un aprovechamiento máximo del ciclo del agua en el jardín.

7. JUEGOS INFANTILES

Estos juegos infantiles buscan crear espacios de participación y cooperación entre niños, fomentando al máximo el trabajo en equipo, la imaginación y la creatividad en el planteamiento de objetivos a conseguir y formas de llegar a cumplirlos a través del juego. Se trata de posibilitar la interacción con el agua, que es elemento principal del jardín, desde una perspectiva lúdica y a la vez educativa, fomentando el entendimiento de conceptos y elementos básicos de la hidráulica como las pendientes, las derivaciones, los tornillos de Arquímedes...Por otro lado, hay otro tipo de juegos cuyo principal protagonista es la arena, buscando que los niños puedan estar en contacto con materiales naturales y potencien su imaginación.

8. PALMERAL

Este espacio representa otro de los paisajes agrícolas típicos del levante español, los palmerales, teniendo como ejemplo representativo en Murcia el recientemente recuperado Palmeral de Zaraiche. Se trataba de espacios en los que se practicaba agricultura a tres alturas, donde las palmeras datileras ocupan el estrato superior y provocan un microclima que permite la existencia de un estrato intermedio ocupado por árboles frutales (tradicionalmente granados, membrilleros, etc.) y por último las herbáceas en el estrato más bajo (cereales, alfalfa, algodón, hortalizas, etc.). Las palmeras se disponían en retículas ortogonales condicionadas por el sistema de riego desde las acequias, generando cuarteles entre las alineaciones, donde se disponían los cultivos.

9. VEGETACIÓN LATERAL

En este lateral del jardín observamos diferentes especies arbustivas y herbáceas  de valor estético y ornamental y frondosidad, que generan un borde de transición hacia el límite del jardín. Encontramos aquí baladres, romeros, durillos, acantos, lavandas y callistemon.

10. ZONA DE ESTANCIA.BOSQUE DE RIBERA

En esta parte del jardín se ha creado una zona estancial bajo árboles caducos propios de bosques húmedos de ribera: sauces, olmos, fresnos, chopos, álamos y almeces. Estos árboles caducos permiten percibir los diferentes paisajes estacionales: en verano sus hojas frondosas y de un verdor brillante generan una densa sombra y reducen notablemente las temperaturas, tienen un gran valor ornamental en otoño por el cambio de color de sus hojas a intensos tonos ocres y naranjas, antes de caer en invierno permitiendo el paso de la luz solar y ofreciendo un paisaje totalmente diferente.

11. BOSQUE DE ÁLAMOS

Los terrenos que ocupa el jardín se encuentran muy próximos al río, por lo que proliferaron algunos ejemplares de álamo blanco, uno de los árboles más elegantes  y representativos de las riberas de cursos de agua. Se han preservado estos ejemplares y en esta zona se ha creado un bosquete monoespecífico de los mismos, representando los bosques de galería que se generarían en las riberas del río Segura en una situación naturalizada, sin intervención humana.

12. TALUD DE RIBERA

Este talud es la zona más próxima al río, por lo que se han plantado especies propias de las zonas de las riberas que quedan más cercanas al agua. Los bosques de ribera naturales se desarrollan en varios estratos horizontales y verticales, y en esta zona están representados los estratos más pequeños verticalmente (arbustos y herbáceas), y los más cercanos al agua del río horizontalmente. Estas especies se caracterizan por estar sometidas a crecidas frecuentes, encharcamientos del suelo, etc. Por lo que han desarrollado mecanismos de defensa ante avenidas, entre ellos sistemas radiculares fuertes y profundos y tallos muy flexibles, como es el caso de las mimbreras y los lirios amarillos. Lo que vemos aquí es una muestra de la grandísima biodiversidad de especies vegetales que crece a orillas de los ríos del levante español cuando estos se encuentran en condiciones  de naturalidad y poca presión humana. Algunas de las especies que puedes observar son: lirio amarillo, violetas, baladres, aladiernos, potentillas, sauces blancos y púrpuras, sáucos, y durillos.

También posibilitan una gran biodiversidad animal al generar zonas frondosas donde habitan diferentes aves acuáticas. Estos ecosistemas de ribera, muy frágiles, son cada vez más visibles en la Región gracias a actuaciones de recuperación y mejora llevadas a cabo desde la Confederación Hidrográfica del Segura, mediante proyectos desarrollados con fondos europeos. Más información en:

https://www.chsegura.es/chs/cuenca/restauracionderios/index.html