Ver el Tiempo en Murcia

  • Inicio
  • Informació	n
  • Mapa Web
  • contacto
  • Accesibilidad Blanco/Negro
  • Accesibilidad Negro/Blanco
  • Texto Mayor
  • Sin CSS

martes , 17 de septiembre de 2019

Inicio > Parques y Jardines> ¿Quienes somos?

Un poco de historia.

Las zonas verdes urbanas, de manera general, aportan aspectos estéticos y ornamentales a las ciudades, a la vez que generan lugares de esparcimiento y de relación entre los ciudadanos. Pero además de estas funciones decorativas y sociales, la vegetación de estas zonas verdes juega un necesario e importantísimo papel medioambiental, pues entre otras cosas depura el aire, actúa como pantalla visual y térmica, filtra el viento, aporta humedad y sombra, o favorece los ecosistemas sirviendo de cobijo a las numerosas especies de fauna (insectos y aves, principalmente) existentes en el medio urbano.

El diseño de parques y jardines ha ido evolucionando con los años, y actualmente la mayor concienciación social sobre el Medio Ambiente ha incorporado nuevos criterios en la planificación de las zonas verdes urbanas.

La jardinería pública, realizada en los espacios verdes del ecosistema urbano, consume recursos y genera residuos, por lo que su gestión debe realizarse desde criterios de sostenibilidad, con técnicas y criterios encaminados a la utilización de los recursos naturales de la forma más eficiente y con el menor coste de mantenimiento posible, mejorando así la calidad medioambiental de las ciudades y la calidad de vida de las personas.

En este sentido, las administraciones públicas, especialmente las locales a través de sus planeamientos urbanísticos y de las ordenanzas que los regulan, tienen un papel esencial en la implantación de este tipo de jardinería y en el tratamiento de la superficie verde de los municipios. El diseño de las zonas verdes basado únicamente en el aspecto estético supondría un enorme gasto en mantenimiento y conservación; por ello la jardinería sostenible trata de incorporar aspectos en el diseño, para que la creación de los nuevos parques y jardines sean espacios casi «autosostenidos».

La jardinería urbana sostenible considera a las diferentes zonas verdes como un ecosistema con todas las relaciones que se establecen entre sus elementos vivos y el resto de elementos (suelo, agua, aire, entre otros).

Trata de reducir y aprovechar al máximo los recursos hídricos, aspecto éste tan importante en nuestra Región, utilizando técnicas de riego por goteo o empleando aguas no potables o depuradas.

Trata de utilizar especies vegetales autóctonas o adaptadas a las condiciones de la zona, con un mantenimiento y un consumo de agua mucho menor.

Trata de disminuir el consumo de energía y de controlar la emisión de gases de efecto invernadero.

Trata de gestionar racionalmente los residuos que genera mediante la reducción, la reutilización y el reciclaje; un ejemplo de ello es la obtención de compost (abono orgánico) aprovechando restos de podas de árboles y arbustos y de siegas de césped.

Trata de emplear materiales naturales y que causen el menor impacto ambiental, como puedan ser el uso de arenas o cortezas de árboles como sustancias cobertoras del suelo para disminuir la evaporación, o el empleo de productos ecológicos y con certificados de calidad ambiental.

La jardinería urbana sostenible incorpora, además, nuevas técnicas para el mantenimiento y conservación de las zonas verdes en el manejo del suelo y el control de plagas y enfermedades (lucha biológica), para eliminar o disminuir el uso de productos químicos de elevada toxicidad.

En resumen, el interés de la jardinería urbana sostenible comprende tres aspectos: el económico, el medioambiental y el social. El uso de una vegetación adaptada al medio comporta un menor mantenimiento para su conservación y unos costes menores. Desde el punto de vista medioambiental, los beneficios pasan por un menor consumo de los recursos hídricos, un planteamiento de lucha contra enfermedades y plagas menos agresivo para el medio ambiente. Finalmente, la jardinería urbana sostenible acerca la naturaleza a la población, mejorando su calidad de vida en las ciudades y generando espacios para el ocio.

Historia Historia Historia Historia Historia Historia