Murcia

  Callejero de Murcia  Facebook  Twitter

Historia de Churra

Visor de contenido web Visor de contenido web

Visor de contenido web Visor de contenido web

Imagen de Churra

El nombre de esta pedanía proviene de la denominación de una de las acequias mas antiguas construidas en la Huerta de Murcia, la conocida como Churra la Vieja, que tiene su nacimiento en la Acequia Mayor de Aljufía, por la izquierda, en el mismo lugar que Alfatego, un poco antes de la Rueda de La Ñora. En la Baja Edad Média esta acequia marcaba el límite septentrional de la huerta, no existiendo todavía la que posteriormente se conocerá como Churra la Nueva, que se abastecerá directamente del río y cuyo cauce correrá paralelo al de la Vieja a unos 200 ó 300 m. mas al norte. El nombre de Churra también se aplicará a una amplia extensión de tierra de secano situada al norte de la acequia mas antigua.

Abelardo Merino deriva la palabra Churra de sharat (sierra), denominación que según este autor se mantendrá en un heredamiento concedido inmediatamente después de la Reconquista. No obstante Robert Pocklington señala que "el topónimo solo aparece una vez en la documentación del siglo XIII donde se da el nombre de Montanna de Churra a la zona alta ubicada entre los términos de Murcia y Molina", aunque también constata este autor la existencia de un documento en el que se menciona un antiguo propietario musulmán llamado Alxorri; esta nisba significa "el de Churra", lo que demuestra según el citado historiador, que el topónimo ya existía antes de la Reconquista. Este topónimo también aparece en Lorca, en Archena y en Granada, y, según el último autor citado, amparándose en fundamentos fonéticos y en el contexto físico de las zonas identificadas con este nombre, debió pronunciarse Churra en el árabe hispánico, lo que le lleva a desechar la etimología latina Serra (la sierra) que se ha propuesto en mas de una ocasión, e inclinarse por una procedencia pre-árabe. En ese sentido le parece mas verosímil que Churra proceda de una voz mozárabe emparentada con el castellano "chorro" (de probable origen onomatopéyico).

Imagen de Churra

En 1.304 el camino de Churra sirvió como línea divisoria entre las tierras asignadas a los cristianos y las que Alfonso X mantuvo en manos de sus antiguos propietarios árabes. Este camino era considerado en los siglos XIV y XV como una carretera de primer orden. Hacia 1.488 tuvo lugar la entrada en Murcia de los Reyes Católicos, lo que hicieron a través de los denominados llanos de Churra.

En el año 1.701, dándose entre los habitantes de Murcia un grave aumento de paro y pobreza, y con la intención de paliar dicha situación facilitando trabajo a los mas desfavorecidos, el Concejo y el Cabildo promovieron la construcción de diversas obras de utilidad pública, entre ellas el puente de Churra. Poco a poco la pedanía irá alcanzando mayor importancia y así en 1.785 alcanzará la consideración de Aldea de Realengo con Alcalde Pedáneo, figurando su parroquia como aneja a la de San Miguel de Murcia.

A principios del siglo XIX, concretamente en el año 1.809, y según datos del Censo ordenado realizar por el Conde de Floridablanca, el lugar conocido como Churra y El Castellar cuenta con 310 vecinos, lo que viene a significar unos 1.495 habitantes. Con la llegada del Trienio Liberal (1820 - 1823) llegará a tener Ayuntamiento propio, determinándose la formación y deslinde de su territorio el 5 de noviembre de 1821. No obstante esta situación perduró poco tiempo dadas las dificultades económicas que hacía inviable su independencia municipal. Posteriormente, en 1.834, con motivo de la subdivisión provincial de juzgados de primera instancia, dentro del partido de Murcia se incluye Espinardo junto con las diputaciones de Guadalupe y Churra ó Castellar. Unos años después Pascual Madoz hará referencia a Churra y Castella como una diputación situada a una legua de Murcia, que cuenta con un caserío diseminado, cuyos habitantes eran feligreses de la parroquia de Espinardo y que, incluido El Castellar, suman un total de 366 vecinos, unas 1.838 almas. También señala este autor que la pedanía cuenta con 1.959 tahullas de tierra de regadío plantadas de moreras, en donde también se cultiva trigo, maíz, mucho y excelente pimiento, aceite y legumbres, alcanzando bastante importancia la producción de seda. Imagen de Churra

En el presente siglo la evolución demográfica de la pedanía ha mantenido una trayectoria bastante irregular, alternándose periodos de crecimiento (1.940-1.960) con otros de retroceso demográfico (1.970- 1.979). A partir de 1.981 se inicia un proceso ascendente que se mantiene hasta la actualidad, contando en 1.996 con 3.411 habitantes, que en su gran mayoría residen en los núcleos de población de Churra, El Castellar, Senda de Granada y Torre Alcayna, distribuyéndose el resto por casas diseminadas en la huerta. El mayor número de su población activa se dedica a los servicios, seguido de industria, construcción y agricultura, destacando en ésta última el cultivo del limonero y, en menor medida, el melocotonero.