Murcia

  Callejero de Murcia  Facebook  Twitter

Historia de El Raal

Visor de contenido web Visor de contenido web

Visor de contenido web Visor de contenido web

Imagen de El Raal

Los antecedentes históricos de El Raal, tal como denotamos en su propio nombre, se remontan a la época en que los árabes dominaban la huerta de Murcia. Siguiendo a Mercedes Barranco y Manuel Herrero (Historia de El Raal) constatamos que en el "Libro del repartimiento de las tierras, echo a los pobladores de Murzia" (1.257 - 1.271) aparece la forma "Raffal Abenayçam", de donde proviene la actual denominación de El Raal. Concretamente dichos autores, que a su vez citan a Pocklinton, defienden que dicha forma procede del árabe "Rahl Ibn Isám", es decir , el cortijo de Ibn Isam, por cuanto parece ser que estas tierras pudieron pertenecer a la familia de "Abu Ya far, Ibn Isám" fundador del Consejo de Hombres Sabios que gobernó en Orihuela entre los años 1.239 y 1.266. En ese misma línea se mueve Bernal Segura al señalar que del verbo árabe "rahl" (acampar, trasladarse de un lugar a otro, emigrar) se deriva "rahal" (lugar donde se hace alto, que puede ser indistintamente cortijo, posada, masía, alquería, parador, campamento, mesón, venta hospedería etc...), término que luego será adaptado a nuestra lengua en diferentes formas : Rafal, Rafol, Rafales, Rafalet.....y Raal.

La historia de El Raal ha estado ligada al río Segura y a las diferentes acequias utilizadas para el riego de sus tierras como son las conocidas Acequia de El Raal Viejo, la Acequia Nueva de El Raal, el Azarbe Mayor del Norte y el Azarbe de Giles.

Desde el siglo XV comienzan a destacar las referencias a ésta pedanía o lugar, desgraciadamente por su relación con los efectos devastadores de las crecidas del río Segura. Concretamente en el año 1.452, tras la destrucción de la " Contraparada", el Concejo murciano acordó para repararla recaudar un florín por domicilio en la huerta, si bien "...en el pago de El Raal, encharcado permanentemente solo cotizó dos maravedís por tahulla".

Imagen de El Raal

Ya entrados en el s. XVI queda constancia que gran parte de las tierras de El Raal fueron donadas por el obispo de la Diócesis de Cartagena, Monseñor Fernández de Almeida , a la Compañía de Jesus (a los erróneamente llamados frailes "teatinos"). Es por eso que dadas las características de estas tierras los trabajos de desecación de sus almarjales se incrementaron en ésta época. Así tenemos constancia de que en 1.590 se realizaron importantes reparaciones en los cauces de riego, especialmente en el cambio de la desembocadura al río de los Azarbes y en el conocido "Trenque de Don Payo", obras auspiciadas por los jesuitas y en las que intervino D. Payo Afán Feliz de Ribera.

Posteriormente, durante los siglos XVII y XVIII, y con la misma intención de desecar las tierras y evitar en la medida de lo posible los efectos devastadores de las riadas, se continuó con la realización de obras destinadas a la construcción de trenques y rectificaciones en los meandros del río y, sobre todo, a partir de 1.711, se ampliarán nuevos regadíos , aumento que queda reflejado en un informe que en el año 1.739 realizó para el Concejo el sobreacequiero Pedro Tomás Ruiz, en el que se reseñaba que se habían puesto en riego en 22 años mas de 1.000 tahullas en esta zona de la huerta. Este incremento de tierra cultivable se mantuvo en los siguientes años, especialmente como consecuencia de la puesta en funcionamiento de importantes norias como la de Cobos o la de Pando, así como norias y ceñas de sangre. Todo lo anterior posibilitó la llegada de nuevos pobladores lo que significó un aumento en la consideración de éste pago de la huerta. Es por ello que en 1.785, con motivo de la Nueva División Territorial de España realizada por el Conde de Floridablanca, se citará El Raal como aldea de realengo con alcalde pedáneo dentro del partido de Murcia. Poco tiempo después, en 1.797, contará con 243 vecinos y 968 almas.

Imagen de El Raal

Entrados en el s. XIX, con la llegada del trienio liberal, concretamente en el año 1.821, El Raal logrará constituirse en Ayuntamiento propio como "Villa Constitucional de El Raal de Teatinos", estado en el que permaneció tres años . En 1.857 constan censados en El Raal 335 jornaleros y 33 labradores, 115 pobres y 54 sirvientes, 2 barberos , 11 tenderos y 2 tejedores.

Finalmente, ya en el presente siglo XX, el incremento poblacional es palpable y así de los 1.559 habitantes existentes en el año 1.900 se pasará a los 3.367 del año 1940, a los 4.016 del año 1950, hasta los 5.171 del año 1.963. A partir de esta fecha se inicia un periodo de descenso en el número de habitantes que se mantiene hasta 1972 en donde solo constan empadronadas 3.958 personas. A partir de esta fecha se inicia un nuevo crecimiento en la población de la pedanía que alcanzará en 1996 los 5.132 habitantes. De su población laboral su gran mayoría se dedica a la industria manufacturera, a la que siguen la agricultura, construcción, comercio y hostelería y otros servicios. En los últimos años se ha generado en el denominado "Cruce de El Raal" un área de diversión nocturna en la que proliferan gran cantidad de pubbes y discotecas.

Agradecimiento por su inestimable colaboración a D. Manuel Herrero Carcelén, Cronista oficial de El Raal.