Murcia

  Callejero de Murcia  Facebook  Twitter

Historia de Santiago y Zaraiche

Visor de contenido web Visor de contenido web

Visor de contenido web Visor de contenido web

Imagen de Santiago y Zaraiche

Parece ser que hasta el siglo XIX esta diputación o pedanía era conocida solamente con el nombre de Zaraíche, denominación que desde época árabe identifica una de las principales acequias que riegan la zona norte de la huerta de Murcia, la que tiene su toma en la Acequia Mayor de Aljufía, en el pago de la Albatalía, y discurre hasta los límites con el municipio de Orihuela. A partir del citado siglo se comienza a conocer como Santiago y Zaraíche, sin que tengamos constancia cierta del motivo de dicho añadido. En un artículo publicado en el diario la Opinión se afirma que al término tradicional de Zaherich ó Zafariche se le impuso el nombre de Santiago "¿ al desaparecer la parroquia que con tal denominación existía en Murcia". No obstante podría tener un origen más antiguo dado que, según Robert Pocklington, en tierras que se incluirían dentro del pago de Zaraíche, discurría el Brazal de Santiago, existiendo también una ermita dedicada a dicho santo, "¿junto a la cual se hallaba el medieval Portillo de Santiago, abierto en la muralla septentrional del barrio de la Arrixaca".

Con relación al término Zaraíche, el autor anteriormente citado señala que, en el Libro del Repartimiento se nombra un Açihayrch o Acuharich, y en la Partiçion del Agua de 1353 se lee Caharrich, aunque en documentos de los siglos XV y XVI aparece como Çahariche ó Çafariche. Posteriormente el topónimo sufre una transformación y lo encontramos citado por Cascales como Çarahîche, y en su forma actual de Zarayche o Zaraiche lo encontramos en documentos del siglo XVIII. Dichas grafías pueden derivar de la palabra árabe Sahrïy que significa "balsas, estanques". Esta idea entronca con el hecho de que hasta época bastante reciente estas tierras tenían la característica de ser pantanosas.

Se tiene constancia de que dada sus características pantanosas inicialmente eran un lugar de la huerta muy extenso pero con escasa población, aunque a lo largo del siglo XVI se detecta un importante aumento poblacional especialmente debido a la llegada de gran número de moriscos que habían sido expulsados de Granada, los cuales residieron y cultivaron estas tierras hasta que Felipe III determinó su expulsión en el año 1614.

Imagen de Santiago y Zaraiche

Probablemente fue en el siglo XVIII cuando se construye la conocida Ermita de Puche, en donde se entronizará, como patrona de la pedanía, a Nuestra Señora de Atocha, Virgen que, según Manuel Herrero, es la protectora del esparto (se denomina "atocha" al esparto empleado en hacer cestos y otros artículos, siendo utilizado también en Murcia en las obras de mantenimiento de las acequias, en donde se realizaban las "atochadas" o entramados de esparto que recubrían las paredes de los canales para el riego, conociéndose como "atocheros" a las personas que se dedicaban a estas tareas). Según la tradición popular fue una familia que se dedicaba al tratamiento y manipulación de este material la que financió la construcción de la citada ermita.

Con la llegada del siglo XIX y la difusión de los nuevos planteamientos de división territorial enunciados en la Constitución de 1812, llevados a la práctica durante el Trienio Liberal (1820-1823) gran número de diputaciones o pedanías solicitaron su independencia municipal, siendo Santiago y Zaraíche una de las pocas que se mantuvo fiel a su integración dentro del Ayuntamiento de Murcia.

Como se indica anteriormente la pedanía de Santiago y Zaraiche se extendía por un gran tramo de huerta situada al Norte de la ciudad, lindando con esta, aproximadamente, por la actual Calle de Acisclo Díaz. Será esta cercanía a la capital y el crecimiento de esta hacia el Norte lo que ha ocasionado que ya desde los primeros años del presente siglo la pedanía haya ido perdiendo espacio físico en favor de la expansión urbana de la capital. No obstante el crecimiento poblacional de la pedanía fue muy importante durante la década de los años 60, llegando a tener en 1969 5. 376 habitantes. Consecuencia de este crecimiento fue la construcción de su iglesia parroquial en el año 1910, siendo su primer cura párroco D. Francisco Ibáñez Ruipérez. En el año 1981 la pedanía ve disminuida su extensión superficial y su número de habitantes como consecuencia de la creación de la pedanía de Zarandona por acuerdo del Pleno del Ayuntamiento de Murcia de fecha 30 de julio de 1980, lo que motivó un descenso en el número de sus habitantes, quedando establecida su población en dicho año en tan solo 2341 habitantes. A partir de este momento se detecta un leve crecimiento que se paraliza en el año 1990, fecha a partir de la cual se denota un movimiento de signo contrario que llevará hasta los 2585 habitantes de 1996, localizándose la mayor parte de su población en los núcleos de las Casas del carril de la Iglesia y las Casas del camino de Churra.

Imagen de Santiago y Zaraiche

Su población activa se ocupa en mayor proporción en el sector servicios, seguido de la industria manufacturera y la construcción. La agricultura ha visto reducido considerablemente el número de trabajadores dedicadas a esta actividad, aunque en la pedanía sigue siendo importante el cultivo de arboles, especialmente el melocotonero, hortalizas como lechuga, col, repollo, coliflor y acelga, siendo también importante su producción de patatas.