País Origen

España (Murcia).

Fecha

Martes, 14 de Mayo.

Hora

19:30 Horas.

Precio

Acceso libre.

Hasta completar aforo.

Lugar del evento

Aula de Cultura de la Fundacion Cajamurcia.

Sobre el Autor

Manuel Enrique Mira nace en Murcia en 1944.

Es Ingeniero Técnico Industrial. Su profesión le ha permitido viajar y conocer lugares y personas de casi todo el mundo.

Al jubilarse, su pasión, por la lectura, la curiosidad por la historia y el amor a su tierra, le llevan a escribir relatos cortos. Con el primero de ellos serafin, el comparsero queda finalista del concurso de relatos escritos por personas mayores 2011, patrocinado por RTVE y Fundación la Caixa. Este premio le anima a continuar escribiendo.

Con su primera novela El murmullo del tiempo (Ed. Algaida), obtiene el premio Libro Murciano del Año 2014, de la que ya ha alcanzado la 5ª edición.

Su segunda novela, La última llave, ha quedado finalista del Premio Ateneo de Sevilla de Novela 2018, en el que el premio celebra su cincuenta aniversario.


Sobre el libro

En la noche del 13 de septiembre del año 1530, una terrible tormenta descarga sobre Murcia.

El anciano fray Raymundo de Caravaca es requerido por su amigo y antiguo compañero de armas, fray Francisco de Yecla, trinitario excomulgado, para que le asista en confesión antes de morir. Durante toda la noche, fray Francisco va confesando su apasionante vida desde la juventud, como caballero del castillo de Lorca, hasta ese último día.

La historia se cruza con la de la familia de un joven médico judío, Tobí ben Haim, que nos descubre cómo era la vida, las costumbres incluso los cantos de aquellos judíos cuando compartían un mismo suelo con los cristianos.

La peste fue igualitaria para ambos, pero no lo fue tanto la Inquisición y la posterior expulsión, en agosto de 1492.

Son cincuenta y ocho años de historia que se desarrollan en Murcia, norte de África, Córdoba, Lucena, Cartagena, Lisboa, Olivença, Salónica… siguiendo el éxodo de esa familia y las vicisitudes del joven médico en busca de Rebela, la mujer amada.

Así es como, poco a poco, se van hilvanando retales de vida llenas de nobleza, valor, luchas, venganzas, odios, inquisiciones… Pero, por encima de todo ello, unas historias de amor nos conducen hasta el final con ese profundo deseo escrito en el corazón sefardí de regresar a Sefarad, su patria siempre añorada, y a la casa de la que celosamente guardaron la última llave.