Información

Fecha

Viernes, 17 de Mayo.

Hora

23:30 Horas.

Precio

Acceso libre.

Hasta completar aforo.

Lugar del evento

Salida Puente de los Peligros.


Música y canto en las hornacinas y altares callejeros de Murcia es un proyecto elaborado por la Hermandad de las Benditas Ánimas de Patiño (Murcia) con el que se pretende realizar un viaje sonoro por los diferentes ciclos existentes a lo largo del calendario festivo anual. A través de una demostración sonora llevada a cabo en directo, a pie de hornacina, el espectador podrá contemplar, ver y oír los sonidos propios de la huerta de Murcia que acontecen a lo largo del año, sonidos narrados en todo momento y contextualizando el instante en el que nos encontremos enmarcados.

A través del ciclo de Navidad se podrán oír salves por aguilando y aguilando propiamente dicho; de igual forma en el tiempo de Pasión los hermanos de la aurora realizaremos los cantos propios de este periodo de la Cuaresma y la Semana Santa con el canto del Vía Crucis y la Salve de Pasión para dar paso al ciclo ordinario con los cantos dedicados a la Virgen, Los Mayos, así como la conmemoración de los bailes tradicionales de la huerta partiendo del fandango en sus variantes de “antigua” y “murciana”, y la jota; finalmente el viaje sonoro concluiría con el ciclo de Difuntos en el que se interpretaría una salve en responso de los hermanos fallecidos.

Durante la muestra se podrá conocer todos los cantos y estilos populares que existen en la huerta de Murcia, salves en sus diversos estilos, bailes “sueltos” o “agarraos”, así como la organología popular de la Hermandad (guitarros, guitarras, violines, laúdes, postizas, panderos, etc.) y los elementos simbólicos de la fiesta de los inocentes a través de sus gorros de ánimas característicos de esta localidad.

Itinerario

Recorrido por la hornacinas y altares de Murcia.
  • Virgen de Los Peligros en el Puente de los Peligros.
  • Capilla de las ánimas en la Catedral de Murcia.
  • Hornacina de las ánimas en el lateral de la Iglesia de San Bartolomé.
  • Hornacina al Nazareno en la esquina de Jabonerías.
  • Hornacina al Nazareno en Calle Jiménez Baeza, junto plaza de las Flores.
  • Arco de la Aurora en la Calle de la Aurora.

En cada una de las hornacinas o altares se hará una parada aproximada de diez minutos para realizar una interpretación musical.

Los Ciclos de la Aurora

1.- Ciclo de Pasión

Comienza con el tiempo de la Cuaresma y dura hasta el domingo de Resurrección. Las salves de pasión entonadas en las despiertas o en la tarde y la noche de Jueves Santo, son de un fondo musical muy variado, refiriéndose su letra a la pasión del Señor, en múltiples, sencillos y variados pasajes.

2.- Ciclo Ordinario

El Sábado de Gloria tras la despierta de Resurrección comienza el ciclo ordinario. Las salves en este ciclo van dirigidas a la Virgen en sus distintas advocaciones, a los santos, a los enfermos, a los niños, y si la despierta llega a una casa donde ha habido un fallecimiento reciente, se canta una salve de difuntos.

3.- Periodo estival

En el mes de junio se hace una pausa en el ciclo ordinario para que los cantores que en su mayoría son agricultores, puedan atender a la recogida de las cosechas. El ciclo se reanuda en septiembre y dura hasta noviembre.

4.-Ciclo de Difuntos

Comienza el día de Todos los Santos y termina el día siete de diciembre, víspera de la festividad de la Purísima Concepción. Las salves se cantan en los mismos estilos musicales que en el ciclo ordinario, variando las letras que en este caso son todas referentes a los difuntos.

5.- Ciclo de Navidad

Con la despierta de la Purísima que se canta en la madrugada del 8 de diciembre comienza el ciclo de Navidad. Es el más alegre de la Aurora, puesto que coincide, qué duda cabe, con el tiempo religioso de más gozo.


A lo alegre de la música y de las letras contribuye el acompañamiento de los instrumentos de cuerda y de percusión. Si durante todo el año el único instrumento que acompaña a los hermanos cantores es la campana, durante el ciclo de navidad, guitarras, laúdes, requintos, violines, bandurrias y pandereta, acompañan las salves de aguilando.

Durante todo el ciclo festivo, cada Campana de Auroros en la Región tiene una serie de fechas muy señaladas. Por ejemplo, la madrugada de San José, el 19 de marzo, cuando tiene lugar una despierta por las sendas de la huerta. La tarde del Jueves Santo, donde desde finales del siglo XIX se vienen cantando las clásicas 'Correlativas' por varias Campanas de Auroros. El día 1 de noviembre donde se celebra el día de Todos los Santos cantando a los difuntos por los cementerios. Y el 8 de diciembre donde se lleva a cabo la tradicional despierta a la Purísima Concepción y el canto de los primeros aguilandos.

EL CANTO EN LAS HORNACINAS DE LA CIUDAD DE MURCIA

Las hornacinas callejeras históricas desaparecidas y las que se conservan en la actualidad en Murcia son indicadoras de una mentalidad devota y tienen la función de sacralizar el espacio urbano, constituyendo elementos significativos y característicos de la religiosidad de tradición medieval, del devocionismo durante el Barroco, y de la religiosidad popular de mediados del siglo XX. La ciudad de Murcia está jalonada por diferentes hornacinas religiosas, algunas de ellas olvidadas por el paso del tiempo y otras desapercibidas a nuestro paso. La propuesta cultural que planteamos desde la Hermandad de las Benditas Ánimas de Patiño pretende dar visibilidad a estos espacios culturales, religiosos e históricos de la ciudad de Murcia ubicados en pequeñas y recónditas calles, esquinas de edificios o fachadas de palacios.

Bajo la advocación de las Ánimas, de Los Peligros, El Corazón de Jesús, de las Angustias o La Aurora, los murcianos instalaban pequeñas hornacinas o cuadros a los que rendir culto en los días principales de su Fiesta.