Visor de contenido web Visor de contenido web

Plan Foresta 2030. Beneficios

El árbol y el CO2

Mitigar los efectos del cambio climático y rebajar la emisión de CO2 a la atmósfera.  

Un solo árbol adulto absorbe hasta 150 kg de CO2 al año, (el equivalente a dejar una bombilla encendida ininterrumpidamente un año).  

Son excelentes filtros para los contaminantes urbanos como gases y pequeñas partículas en suspensión, regulando el flujo de agua y mejorando su calidad.  Una buena cubierta arbórea mejora la calidad del aire urbano por medio de la producción directa de oxígeno durante la fotosíntesis y actúa como imbornal de CO². 

Los árboles han sido identificados como elementos clave en la lucha contra el cambio climático. 

Arbolado urbano

Propicia una mayor biodiversidad urbana de especies en el municipio. 

Los árboles proporcionan hábitat, alimentos y protección a plantas y animales, producen frutos comestibles por fauna y aves locales, así como flores interesantes para las abejas y otros polinizadores.

Una cobertura arbórea de calidad proporciona beneficios hidrológicos en dos áreas clave: la disminución de las inundaciones al disminuir la velocidad del agua de lluvia y la calidad del agua. 

La biodiversidad de especies en el arbolado a plantar, un factor clave para asegurar su permanencia en caso de plagas o enfermedades graves. Además, al incrementar la variedad se consigue atraer un mayor número de organismos vivos que favorecen el ciclo biológico.

La colocación estratégica de árboles en zonas urbanas puede bajar la temperatura del aire entre 2 ºC y 8 ºC. Los grandes árboles de las ciudades son excelentes filtros para los contaminantes urbanos y las pequeñas partículas. Los árboles maduros regulan el flujo de agua y mejoran la calidad del agua. Un árbol puede absorber hasta 150 kg de CO 2 al año, secuestrar carbono y en consecuencia mitigar el cambio climático. La leña se puede usar para cocinar y calentar. Los árboles proporcionan alimentos, como frutas, frutos secos y hojas. Pasar tiempo cerca de los árboles mejora la salud física y mental aumentando los niveles de energía y la velocidad de recuperación, a la vez que descienden la presión arterial y el stress. Los árboles colocados de manera adecuada en torno a los edificios reducen las necesidades de aire acondicionado en un 30% y ahorran entre un 20% y un 50% de calefacción. Los árboles proporcionan habitat, alimentos y protección a plantas y animales, aumentando la biodiversidad urbana. El paisajismo, especialmente con árboles, puede incrementar el valor de un inmueble un 20%. La población urbana mundial está creciendo rápidamente... ¡plantar árboles hoy es clave para las generaciones futuras!